miércoles, 26 de agosto de 2015

Los Minerales Cristal y Violeta

Entramos hoy en el último post dedicado a los minerales de sanación se gun sus colores....
Hoy tocan los de Séptimo Chakra y son los violetas y transparentes...

Destacaremos:
La Amatista
Es la gran Sanadora por excelencia...
Es la piedra de la paz. cuando la vida cotidiana te desborda , tan solo tienes que sostener una piedra de amatista en tu mano derecha si eres zurdo o en la izquierda si eres diestro, para que su energía tranquilizadora inunde tu cuerpo. Calma los miedos, eleva de esperanzas, eleva el espírtu, aumenta la realidad espiritual y las tormentas emocionales. Potencia los estados elevados de conciencia y meditación.
Ayuda a superar adicciones, sobre todo de alcoholismo.
Nos da coraje en situaciones de peligro, sobre todo a los viajeros, y nos protejera contra ladrones, enfermedad, y peligro.

La Sugilita
Es la piedra de la Nueva Era, la Era de Acuario.
Es el Mineral de los Niños Indigo.
Te ayuda a empotrar tu lugar en el mundo.....

El encuentro con éste maravilloso Cristal es una puerta al bienestar, una reconciliación con lo nuevo.  la Sugilita abre la puerta al cambio de conciencia y nos ayuda a equilibrar todas las nuevas vibraciones en el cuerpo físico y en nuestra realidad cotidiana.

La Fluorita
Es un mineral sedante, relajante, equilibra el cuerpo y la mente, lo positivo y lo negativo, forma una doble pirámide, lo que hace que tenga un especial poder sanador, aumenta la corriente cerebral, estimulando los dos hemisferios, profundiza el intelecto y expande la conciencia. Simplemente alternando dos octaedro a ambos lados de la cabeza...rítmicamente.

A aquellos que se interesan por la sabiduría les ofrece misticismo y les acerca a la verdad universal.
Aporta paz y calma, deteniendo las batallas y luchas de nuestro interior, ayuda a poner orden y reorganizar cualquier tipo de alteración (física, mental o emocional).

El Cuarzo Cristal
Es un maestro sanador y puede usarse para casi cualquier dolencia. Estimula el sistema inmunitario y equilibra el cuerpo. Es excelente para aliviar quemaduras. Armoniza todos los chakras. Alibia jaquecas y dolores mentales. Se sostiene en la mano para aliviar la fiebre. en la medicina chamanica, los cristales se frotan sobre la parte enferma para aliviar la enfermedad. A su vez se deja sobre la parte dolorida del cuerpo para reequilibrar las condiciones corporales y desterrar el bloqueo de energías que, según algunos sandores, es el causante de muchas enfermedades.

La Selenita
La selenita es luz líquida, y las estrías  las sendas para la sustancia luminosa del espíritu.
Establece un puente para que las frecuencias más elevadas del espíritu y de la luz  puedan manifestarse en los planos más sutiles de la materia. 

También  puede emplearse para aclarar estados mentales problemáticos o confusos